altNo puedo más que agradecerle al Magic. Viajes, amigos, cientos de días, tardes y noches de entretenimiento. Un hobby que se transformó en pasión, en trabajo, en deporte, en forma de vida.

Y no solo eso, Magic me hizo dos regalos increíbles: Mundial 99 y Mundial 2009. El mejor torneo del mundo, los mejores jugadores, representar a tu país. Fue lindo mientras duró. Es más, para el que no leyó esta nota, les voy a volver a contar una anécdota.

altCasi tuve la oportunidad de jugar con Jon Finkel! Y es más, en esa época, yo era parte del Team Goblin. Y cada uno de los miembros del equipo (Luis Neiman, Diego Ostrovich, Franco Biasotti y Pablito Huerta) era un goblin. Yo era el Vandal. En ese Mundial, que ganó Kai Budde, tenía la remera del Goblin Vandal. Cuando baja del escenario, con el título de Campeón del Mundo, varios se sacaban fotos, le pedían que les firme cartas. ¿Qué hice yo? Le pregunté, rústicamente, “Where did you get the short?” Y me contestó con muy mala onda “German Nationals”.

Volvamos a la nota. Ya el cambio del sistema de Rating me pareció controversial, pero lógico. Ok, a los veteranos como yo nos iba a costar más jugar el Nacional, pero no importaba, podíamos jugar carnicerías o regionales. Y claramente incentiva el jugar, jugar y jugar.

Pero tengo que decir lo obvio: el Mundial es lo mejor que tiene el Magic. Justamente, eso es lo que hace al Nacional tan importante: es la mejor (y casi única) forma de jugar un Pro Tour, te garantizás viajar con amigos (o hacerte nuevos) y por supuesto, estás en la Elite del Magic Mundial. ¿Se puede pedir algo mejor? Parace que sí: un torneo con 16 tipos, que ya ganaron mucha plata (Pro Tours o jugaron muchos Grand Prixes) y compiten entre ellos para ver quién es el mejor. ¿Qué? ¿Ya existía? Ah, claro, el Invitational! Sí, eso estaba bueno! Pero no.

Nos sacan el mejor torneo del año a todos los países que, al no ser Estados Unidos o Japón, pueden jugar uno o dos GP al año, con mucha suerte. Pensemos que en 2012, por ejemplo, el único GP “latino” que hay es en México!

¿Será este el verdadero fin del Magic? No creo. Intuyo que puede haber razones para estos cambios. Por ejemplo, Hasbro puede querer bajar los gastos en Marketing, recortando torneos y premios. Justamente, leyendo varias notas al respecto, vi como vienen bajando las acciones de la empresa en lo que va del año.

 O pueden querer incentivar el juego casual, y que solo unos pocos accedan a guita para seguir siendo jugadores profesionales. Yo nunca me sentí un profesional, pero tener esa luz de esperanza de volver a viajar a un Pro Tour era lo que me daba ganas de competir. Ahora, con 6 PTQs por año (si es que esto no cambia), las chances se reducen muchísimo.

¿Podemos hacer algo? Claro! Podemos hacer nuestros propios Star City Opens, con buenos premios. Podemos quejarnos con Wizards, en este grupo o en esta página. ¿Vale la pena? Yo creo que sí. Siempre. Porque Magic sin los jugadores deja de existir. Y hay que mostrar que esta decisión es un error INCLUSO PEOR que los Planeswalkers Points.

Yo mantengo las esperanzas de que el sistema pueda volver atrás. Que siga existiendo un Mundial, un Nacional donde nos encontremos con gente a la que conozco hace más de 10 años, y que hasta los más muertos tengamos la esperanza de, milagrosamente, poder ser parte de la elite del Magic.

Y de yapa, un recuerdo imborrable del Mundial 2009, en Roma.

alt