Dentro de la extensísima jungla de personajes que habitan el interminable universo Magic existen unos seres que, a mi criterio, merecen un párrafo aparte: Los Rebeldes.

Fue hace ya mucho tiempo que una serie de criaturas muy singulares pisaron las mesas de Magic por primera vez, seres que encolumnados y signados por  rangos militares entraban uno detrás del otro listos para la guerra.


Si bien alguien más erudito que yo en lo que hace a la historia del universo Magic podría relatar los “por qué” de la rebeldía yo solo haré un repaso y observación sobre estos muchachos y muchachas que tanto aprecio y colecciono.

La temática de estos era que en la medida que entrara uno este “llamaría” a los más fuertes y como en una suerte de escalera de la rebeldía uno a uno iban siendo puestos en el campo de batalla (acostumbrándome a la nueva terminología) directamente desde tu biblioteca. Tutoreándose así entre ellos no dependíamos de lo que en mano teníamos y siempre entraba alguien al combate.

Ahora bien, en directa contraposición con estos muchachos tenemos a sus pares Mercenarios (aparecidos hace mucho tiempo pero que jamás volvieron). Estos compartían una habilidad similar pero escalonada hacia abajo, a lo cual honestamente no le veo la menor lógica, haciéndolos injugables. En cambio los rebeldes si vieron en su momento algo de acción junto con una dosis de control en el ya distante “Counter-Rebel” la más firme faceta que en multicolor estos guerreros pudieron hacer.

A lo largo de la historia de Magic se han editado varios de estos muchachos y muchachas, algunos mediocres como Samite Censer-Bearer, pero otros realmente fantásticos como el Aven Riftwatcher, el cual pudo escapar y volar hasta mazos ajenos.

Tenemos rebeldes en muchísimas expansiones de Magic, una primera oleada en la ya distante Mercadian Masques, Nemesis y Prophecy; y con posterioridad los buenos muchachos nos visitaron nuevamente en  Time Spiral, Future Sight y Planar Chaos, dándonos una esperanza de que algún día puedan volver.

La rebeldía también vio juego en nuestro prestigioso y cada día más “famoso” torneo de comunes, en su versión mono W y W/B (jugadas por mí hace mucho mucho tiempo y sin éxito alguno) y por supuesto en la W/U (jugada por mí en su momento, también sin éxito, pero usada por un jugador mucho mas talentoso que yo con mejor resultado).  Sería mucho mas exitoso si pudiéramos tutorear cosas como Nameless Inversion, pero bueno, no se puede. Salta a la vista que en la versión W/U contamos con muchísimas cartas que enriquecen nuestro juego, para robar, para contrarrestar, en fin, buena química.

A continuación haré un pequeño repaso por sobre los que a mi entender son  los cartones mas significativos de la muchachada rebelde, si omito alguno sepan que (como siempre) hay derecho a réplica en el foro.

Empecemos por nuestra diva, nuestra belleza (bueno, tal vez no tan bella) maestra y señora de los rebeldes…

Lin Sivvi, Defiant Hero:

Ok, no es la mas agraciada de las chucas del baile pero es innegable que es un cartonazo, busca por X y vuelve bichos del tacho por 3 al tope de la biblioteca, simplemente el motor de los rebeldes, con ella en mesa la rebeldía esta asegurada hasta que nos la quemen, maten o frían con el primer rayo que pickee el oponente, sin duda una mujer exótica. Espero que algún día la reediten con la belleza que realmente merece. Jamás tuve esta carta en mi propiedad, supongo que es una suerte de auto negación.  Recuerdo estar en el GP Buenos Aires y verla en una carpeta “¿Cuánto la Lin Sivvi?” pregunto “y… no se, es de un amigo que dejo de jugar y quiere… bla bla bla” y bueno, me quería sacar casi un plan trabajar por 3, no gracias, mejor suerte la próxima vez.

Ramosian Sergeant:

La piedra angular de los rebeldes, la más bajita de las que buscan, entra por uno y busca por 3, es el drop de turno uno que todos quieren. El dibujo no es la gloria, una señorita con una suerte de malla, una espada y sujetos corriendo por detrás, se ve que no era el mejor día de Don Hazeltine. Otra chica que debería ser reeditada para satisfacer a los usuarios.  Rescato el “texto de ambientación”: Her commands are part rallying cry, part sermon, and wholly undeniable. Definitivamente infaltable en el mazo de rebeldes comunes.

Defiant Falcon:

Este muchacho alado es sin dudas superior a su colega con patas, el Ramosian Lieutenant, no solo por tener evasión, bueno, sí, es por tener evasión y porque ese puntito adicional de resistencia no hace a la diferencia. Busca por 4 (o sea de coste de mana 3 o menos) y la cosa ya se empieza a poner interesante. El dibujo cumple, sin dudas, un halcón… y si, lo veo muy desafiante…no.

Thermal Glider/Nightwind Glider:

Definitivamente estos son el dolor de cabeza de nuestros rivales (por supuesto que siempre hablando de comunes) afectos a tener protección contra el removal corriente son la caballería aérea. 2/1 por 3 mana y con pro al removal común suena negocio, y recuerden que no los jugamos de la mano, viene directo de la biblioteca. En lo que a comunes se refiere son la “win condition”, inclusive en su momento pensé en recurrir al Avian Changeling que pintado de rojo y con una boina podría pasar por el che Guevara con alas por si la cosa se ponía peliaguda pero nunca pude ni testearlo, tal vez algún día lo haga.

Para ir terminando con las “viejitas” elijo una que de cierta forma de causa gracia

Shield Dancer:

Nos atacan con una 10/10, estamos en problemas, bloqueamos y activamos, al tacho tu 10/10. Lo que me causa gracia es que es lo que significa esta carta la metáfora del juego, “baila” y el bicho del oponente se termina partiendo su propia arma en la cabeza, seamos honestos, es raro y gracioso.

Hay muchas más a las que me gustaría darles un rinconcito, Sword Dancer, Task Force (vidas vidas vidas), Reveille Squad, Rappelling Scouts (muy lindo cartón a mi criterio), Ramosian Captain, Pious Warrior, etc. Pero no hay espacio para todos desgraciadamente.

Pasando a “los nuevos” rebeldes descubrimos que no volvieron con todo pero volvieron, ya no podemos buscar de una forma tan escalonada. No recuerdo si para cuando salieron estos los viejos ya habían rotado de extendido, pero de todas formas no creo que eso los hiciera mas jugables.

Veamos de qué color pintan estos novatos.

Amrou Scout:

Kithkin Rebel y Scout… ¿algo mas? Tal vez la nueva Ramosian Sergeant, no tan jugable ni tan simpática, esta aquí simplemente por ser eso, una heredera que no se lo merece, ojo, igual tengo las 4.

Blightspeaker:

Si, rebeldes negros, y este es muy particular, no solo busca amigos, sino que también puede pegarle al oponente de lejos, un buen muchacho sin dudas. Ahora me pregunto yo ¿costaba tanto hacer uno de coste uno? Se ve que si. Dentro de los rebeldes no blancos podemos encontrar al Rebel Informer como jurisprudencia, por supuesto que hay varios más, como el Big Game Hunter, cartón que me gusta bastante.

Aven Riftwatcher:

Hermoso pajarito de 4 vidas, pega y se va. Es tan bueno que vio juego con otros amigos, es como el amigo del barrio que era tan bueno jugando al futbol que pudo jugar en las inferiores mientras todos los demás lo íbamos a alentar. Un bichazo, también usado en varios mazos de comunes, como el G/B/w que juego actualmente y en varios mazos Blink.

Knight of the Holy Nimbus:

Muchacho WW por excelencia, coste y efecto consecuentes, creo que no se puede decir mucho mas, está a la vista.

Ramosian Revivalist:

Mucha maná, pero el efecto es cataclísmico. Si ya era molesto que vinieran sin invitación desde la biblioteca, ahora vienen desde el tacho, pero bueno, todo lo bueno cuesta. Me ha pasado robar las dos que tenia en el mazo y la verdad no es muy bueno que digamos. Tal vez lo mejor sea que vuelva nuestro pajarito y nos llevemos otras cuatro vidas para aguantar un rato más el azote de nuestro oponente.

Blade of the Sixth Pride:

La simpleza muchas veces puede ser hermosa, y esta es la muestra de ello, 3/1 por dos mana, no es lo mejor pero sin la mas mínima duda el hecho de que se cargue un Rogue Elephant le da cierto crédito, ba, en realidad la estoy inflando horriblemente… no es tan buena.

Y para terminar, un clásico.

Cho-Manno, Revolutionary:

El Cho-Manno, viejo y peludo, no se muere nunca. La verdad es que cuando lo vi en la caja del core set de Décima me dije “bien… volvieron”, pero bueno, jamás pasó. Recordemos el Cho-Manno + Paria, “invencibles” suena bien, pero bueno, el terror, un O-ring, y nuestra invencibilidad al tacho. Un hombre milenario que se merece su lugar aquí cerrando la multitud, por más que su jugabilidad sea relativa. Cabe destacar que en el dibujo de decima desborda masculinidad cosa que en el de Máscaras no.

Luego de leer este texto preguntarás cual era el propósito del mismo, simplemente rendir un pequeño homenaje, un poco caprichoso, a estos hermosos cartones, a una temática, a un espíritu. Ojala que Mr. Magic decida algún día que vuelvan, yo los voy a estar esperando.