Lo que voy a contarles a continuación, no tiene mucho que ver con Magic, pero si con el concepto de la columna que es "Viernes de Vicio". La nota la voy a presentar en forma de historia/homenaje porque me parecía el método más correcto para hacerlo... espero no ser muy extenso y que puedan llegar al final.
 
 
Corría el año 1990, casi en un entorno en blanco y negro, o así lo recuerdo, Videomatch era un programa un tanto decente y la Coca-Cola valía mucho menos de lo que sale hoy en día. Pleno verano en Buenos Aires, temperaturas súper elevadas y el humedódromo marcaba explosión. Con la espalda pegada al piso y sumergidos en un encierro total, observaba como mi hermano y mi primo tipeaban códigos raros y metían un cassette en algo que se hacía llamar Atari. Yo sorprendido y con tan solo 4 años de edad, miraba algo fascinante para ese entonces. Juegos como Scape From Epsilon y Pole Position eran un mundo mágico para un chico como yo. A pesar de ser muy pequeño para jugar podía mirar por horas sin despegar mis ojos del televisor a mi hermano y mi primo como jugaban con el Joystick que tan solo tenía un solo botón.

 
Al poco tiempo, luego de varios meses de ahorro de mis hermanos, llego el glorioso Family Game, que de family no tenía nada porque nunca me dejaban jugar. Juegos como el Popeye, Mario Bros 1, Baseball, Battle City, 1942 (de naves de guerra), Adventure Island (Wonder Boy), Circus Charly con su pegajosa música, Tortugas Ninjas, invadieron mi casa durante más de un año. En ese lapso de tiempo compramos 40 Joystick (llegamos hasta a sacarle las flechas y clavarle un tornillo y usarlo como palanca) y rompimos 750 cartuchos que se quemaban de la nada. Imagínense como podía cuidar ese tipo de cosas un nene de 5 años.  Nos cansamos de soplar cartuchos y frotarlos en los pantalones para que anduvieran. Nos cansamos de remendar cables pelados y fichas destruidas. Nuestros dedos tenían más fuerza que cualquier otra parte de nuestro cuerpo. Viendo que la tecnología de los videojuegos avanzada rápido no perdíamos tiempo y jugábamos horas y horas solo parando para ir a la escuela. Pensando quizás que en algún momento dejarían de existir. Para ese entonces solo nos correspondía estudiar y traer buenas notas. Sencillo.
 
Yo viví siempre en Neuquén y acá nunca hubo videojuegos Arcade porque desde no recuerdo que año que estaban prohibidos (lo siguen estando hasta el día de hoy). Fue en una de esas vacaciones de verano, de 1992, en donde mis viejos me tiraban por 2 meses a sufrir el calor descomunal de BsAs y donde solo jugábamos videojuegos y visitábamos el famoso Sacoa de calle Corrientes como salida obligada. Llegábamos tipo 14hs desde de un largo viajo en el 10 desde Lanus y volvíamos como a las 20hs. Era para mí, con tan solo 5 años, un paraíso, lleno de chicos más grandes, juegos, luces, sonidos, podría decir por poner un ejemplo similar a lo que percibe un adolescente con el Casino.  Solo jugaba Pinball (Flippers) que no era para nada económico y no duraba mucho quedándome sin plata rápido y obligándome a observar como mi hermano y mi primo, unos 7 años mayores se castigaban con el Contra, Cadillac & Dinosaurios, Golden Axe, Wonder Boy que eran de los juegos más económicos y en donde uno con un poco de cancha aguantaba bastante la ficha. 
 
En las siguientes vacaciones de Invierno (Julio del 1992), cuando volví a visitar BsAs mi primo tenía una adquisición nueva, ya un tanto aburrido del Family y viéndolo como un objeto casi antiguo ya decía que la posta estaba en el Sega, hay que comprar el Sega. Una máquina negra de 16 bits con unas dimensiones extremadamente gigantes y que ya la había comprado, solo tenía que retirarla. Casi trescientos pesos recuerdo que salió en esa época: lo cual era mucha guita. Un solo Joystick y un solo juego: Sonic 1. Claro, una vez que jugamos a eso, nos olvidamos  del Family por completo. Acá estaba el poder. Los cartuchos borde negro con unos dibujos excelentes. Cuando volviera a Neuquén ni iba a querer jugar, ni tocar el Family, yo quería un Sega, mi destino era el Sega, papá queremos un Sega. 
 
Viendo el avance tecnológico de mi primo, mi hermano no dudo en comprarse uno. Yo todavía era un niño y por ser miembro de la familia tenía un mínimo derecho a poder jugar sin haber puesto dinero. No les puedo explicar la cantidad de juegos de Sega que alquile en la tienda y los recargos de días y días que pagaba mi viejo. Cada vez que el de la tienda me venía entrar se ponía chocho y mi viejo ponga todos los días juegos, juegos, alquiler, devolución, recargo, juego roto, recargo, devolución, juego roto etc. Jugábamos mucho Sonic, Earth World Jim, Street of Rage, Sunsetraiders (Billy & Cormano), Street Fighter, Splatter House (tenía una parte que con un bate cagabas a palos a un osito de peluche y salía un monstruo que era fuerte para los chicos como yo) Final Fight, Ice Climber, Tiny Toons, Another World, Chipy y Dale (dos ardillas muy simpáticas), Snow Bros y hasta Tetris. Jugábamos de mañana, poníamos pausa, corríamos la "perillita" para que mamá vea a Mirtha Legrand y cuando volvíamos de la escuela, sacábamos pausa y le dábamos murra hasta la noche. Jugar poco era de giles. Nada de autitos, nada de muñecos, G.i.Joe, nada. Quizá algún Playmovil y puros Videojuegos. Solo Videojuegos.

 
El verano del 1993 visitamos nuevamente BsAs y hicimos la cita obligada al Sacoa de calle Corrientes como hacíamos siempre. Ya jugadores expertos de Snow Bros y Wonder Boy íbamos a medirnos con la gente de allá, para ver si éramos realmente buenos. Pero la gente ya no jugaba a esos juegos. Todos se amontonaban en un solo Arcade, uno solo en todo ese tremendo local (Al menos parecía muy grande para la edad que tenía). Dos jugaban y todo el resto esperaba su turno. Sin exagerar, 50 personas alrededor de donde se situaba la máquina, recién llegada de no sé dónde. Era la nueva atracción. Ni más ni menos que Mortal Kombat. Casi no había visto sangre en mi vida y la veía en un videojuego con imágenes reales con solo poner ABACABB. Era muy fuerte para un chico como yo. Colas y colas de competidores se medían para ver quién era mejor y quien podía lograr la tan preciada Fatality. Mientras al lado máquina enormes como House of the Dead, Daytona o Jurasic Park vacías ya que a nadie le interesaban. Todos querían Mortal Kombat. 
 
Mortal Kombat marcó una era en mi historia como jugador de videojuegos. Antes era complicado tener acceso a los poderes y Fatalitys, por eso comprábamos y mirábamos Top Kids para saber cómo puta hacíamos la patada en los huevos de Johnny Cage o como haciendo dos giros a las flechas del Joystick y apretando piña baja podíamos darnos cuenta de que hacíamos la Fatality de Liu Kang. Después del 1 salió el 2 y fue aún mucho mejor, más personajes, combos, más poderes, más fatalitys, más violento, más vicio y más horas de juego.
 
Pero a la par de todo esto, llegaban más cosas. Nintendo sacaba la Super Nintendo de 16 bits con el Donkey Kong Country como juego de cabecera. Y ahí fuimos nosotros. Mierda veo, mierda quiero. Vendimos Family viejo con 975 cartuchos aproximadamente, 17 joysticks para entre todos armar uno que ande y llegamos a comprarla (también recuerdo que salió como 300 pesos en ese entonces) y los juegos encima eran mucho más caros a comparación de los de Sega. Junto a los Donkey Kong conocimos el Rock and Roll Racing (ZZ Top Back to the Bones Song) que nos voló la peluca durante meses, Micromachines, Killer Instinct, BomberMan y Tetris Attack eran los juegos de cabecera para jugar entre varios y apostar casi a muerte. He echado amigos de mi casa y demás peleas de chicos. Éramos tan fanáticos que hasta mi hermano y mi primo en unas vacaciones en Las Grutas me olvidaron en una sala de Videojuegos y se fueron sin mí. Cuando llegaron y dieron con mis padres se acordaron que yo estaba con ellos en la sala y que tan solo tenía 6 años. Luego de un par de horas di con mis padres en la playa gracias a un policía que me encontró llorando fuera de la sala. Momentos traumáticos en la vida de un niño... (Yo al principio pensaba "van a volver" y seguí jugando como un campeón y como si nada pasara, pero cuando me quedé sin plata y volví a la realidad y era que estaba solo  al cabo de una hora me entré a desesperar...)
 
También a la par de esas cosas llego la computadora, la 386, Windows 3.1 y el sistema de ventanas que era un boom, todo una revolución. Primer PC Futbol, Titus the Fox, UFO Enemy Unknow, Sam and Max de Lucas Arts, Prince of Persia, Prehistorik y Stunt (un juego de autos que uno armaba su propio circuito) hacían que en la familia alternáramos entre Pc y Consolas y haya juegos para todos. Jugar con teclado era muy bueno y práctico. Nos rompíamos menos los dedos con los duros Joysticks que ya tenían mucho uso.
 
Con la primer Pentium en el año 1996 llegó el Cyberia, primer juego que jugué de aventura gráfica y que venía en CD con instalación personalizada y todos los chiches y al poco tiempo descubrí el Carmaggedon mientras en la Nintendo le sacudíamos al International Super Star Soccer, Diddy Kong Quest y Mortal Kombat 3 Ultimate. Seguíamos alquilando cartuchos a lo loco. Con 10 años no había nada mejor que matar Zombies con un auto a toda velocidad por las calles de un lugar X, y para colmo te daban puntos por eso. ¿Qué más se podía pedir? También uno jugaba a la pelota y esas cosas, pero lo dejaba como una actividad secundaria. Recuerdo que mi mamá mucho no le gustaba que jugara a ese tipo de juegos, les parecían un poco violentos, más para la edad que tenía.
 
Pasaron varios juegos de por medio hasta que llegó el año 1998 en donde la PC ya competía mucho con la consolas y en mi caso vendimos todas las que teníamos por comprar una máquina que se la banque varios años. Una señora PC. Recién empezaba el furor del ICQ y del chat y todo eso que ayudaba bastante a tirar para ese lado y más viendo la PC como una herramienta de trabajo por parte de mis padres. Como contrapartida Sony sacaba la Play Station luego de varias consolas anduvieran muy bien como la Sega CD (con el Virtual Racing: primer juego con polígonos en 3D en movimiento, el cartucho era del tamaño de una mesa más o menos), la Nintendo 64 con el Mario Kart y el Zelda como los juegos más divertidos y adictivos. 
 
La Play trajo juegos muy buenos como W11, Sillent Hill, WWF. 
 
En PC títulos como Age of Empires 1, War Craft 2, Duke Nukem, Alone in the Dark, Tomb Raider I, Doom 2, Wolfestein, Dune, Need for Speed 2 Special Edition, fueron muy jugados y populares.
 
Ese mismo año llegó  el Commandos a mitad de año, con unos gráficos excelentes para la época y una forma de juego muy original que me mantuvo atrapado bastante tiempo. El tipo ya arrancando la secundaria, alternaba entre las primeras salidas y los fines de semana a pura pc y chat. 
 
Otra visita a BsAs antes del 2000 me llevó a encontrarme con que mi primo, tenía una grabadora de CD y dentro de un solo CD tenía como 170 temas en MP3 y no solo eso. En un solo CD tenía todos los juegos de Sega para jugar con algo que se llamaba Emulador. Yo no podía entender como ahí dentro entraban tantos años de alquileres de juegos y de plata gastada y que para colmo de males que apretando F5 grababas la partida y no hacía falta cuidar los continues como pasaba en las consolas. Iba a poder terminar juegos como el Battletoads que para Sega era imposible pasarlo por más trucos y atajos de nivel metiéramos. Recuero que me traje copiado el Worms y el Pc Futbol creo del año 1997 y le sacudimos muchísimo también.
 
Las consolas quedaron a un lado y nos avocamos full time a la pc. Cuando la internet era un poco mejor (Año 2000) le dábamos duro y parejo al Unreal Tournament por Internet y al Quake. Recién llegaba la tendencia de jugar vía Internet a ese tipo de juegos. Al poco tiempo llegó el Diablo 2 y rompió todos mis esquemas... mentales y de estudio porque jugaba todo el santo día a cualquier hora. La continuación de la Saga (Diablo I) dejaba obsoleta la primera entrega que había sido muy buena llegando a ser uno de los mejores juegos que han existido hasta el día de hoy (y de los más jugados). Del Diablo vino el Sims, Sim City, Grim Fandango, Populous, Revolt (de autitos a control remoto), Starcraft, Héroes, Age of Empires 2, Hellbreath, Dragón Raja y la masividad de los juegos. (No los jugué a todos pero son de los más reconocidos, seguramente olvidé muchos). La piratería y el acceso fácil a la misma hicieron que en un año los juegos de Pc estén al alcance de todos.
 
Con 14 años (año 2001) conocí Magic y donde se jugaba Magic era en un Cyber donde había computadoras y había gente que disfrutaba de los videojuegos más horas que yo. Age of Empires, Argentum, Hellbreath eran de los más jugados. Al poco tiempo llegó el Counter Strike y se comió a todos. Nunca fui muy fanático; es más jugué varias veces en lo que llamábamos "la rateada" o "tiroteada" con compañeros pero nunca llegué a desarrollar ese instinto asesino instantáneo que algunos alcanzaban con muchas horas de juego. He recibido gastadas onda "hey, comprate la brújula con B89 o la aspirina para el dolor de cabeza con la O-8". Yo iba y si era terrorista compraba B41, si era policía B43 y le daba para adelante. Así me iba. Me movía más yo que mi personaje. 
 
Si jugábamos a la Play era desafío de Winning Eleven con Ronaldo y Roberto Carlos de delanteros, con un par de reglas internas como por ejemplo que no valía ir hasta el fondo de la línea, pasarla al medio atrás (punto de penal) y que la meta el 9 porque era considerado trampa (funcionaba casi siempre). A veces salía una trasnoche de Medalla de Honor modo Deathmatch y solían ser muy divertidas. Pero el WoW termino copando el alma de todos, y por suerte no la mía. Todos se vendieron al producto de Blizzard. Siendo yo testigo de ver a padres ir a buscar al cyber a su hijo porque hacía más de 24 horas que no volvían a la casa y llevárselos de los pelos. El WoW y Dota creo que fueron la perdición de muchos hasta el día de hoy. Conozco gente que tiene más de 100 días dentro del juego con 1 solo personaje. En fin... Para ese entonces solo nos correspondía estudiar y traer buenas notas. Ya no era tan sencillo. Mientras todos jugaban WoW yo disfrutaba de juegos clásicos como Iginition, Pokemon Gold emulado de Game Boy o Monkey Insland 3, uno de los mejores y divertidos juegos que he jugado en mi vida, "Hola soy Guybrush Threepwood, un gran pirata!!!". Impresionante!!!  Los duelos de banjos o peleas en los barcos y los diálogos que tenía ese juego. También jugaba a los juegos que emulaba con el Mame de Arcade como Super Punch Out o Mario World.
 
En el 2003 me sentaron en un PC con Home Theater, algo nuevo para mí, y me hicieron jugar al Call of Duty por primera vez. Lo que recuerdo de la primera escena luego del entrenamiento bajabas de un avión en paracaídas y después se armaba un tole tole increíble. Las balas que me pegaban eran prácticamente reales. No lo podía creer, por poco no me miraba la ropa para ver si estaba ensangrentado. Solo recuerdo que en menos de dos días, en 19 horas más o menos lo habías terminado. Comí alguna vez en el medio y debo haber ido al baño también entre nivel y nivel.
 
Más sobre la actualidad y ya acostumbrado a las nuevas tecnologías y a los motores gráficos, la PC empezó a sumar juegos increíblemente buenos y cada vez con mayor frecuencia (salvo los juegos de Magic para PC que apestan por completo): Fallout, Far Cry, Crisis, Mafia, Dead Island, Minecraft (gráficos malos pero gran jugabilidad), Assasin Creed, Oblivion, Call of Duty, Alan Wake, Hitman, Guild Wars, Elder Scroll, Alan Wake, Battlefield, League of Legends, FIFA, GTA San Andreas (muchos en varias entregas) logrando que deje un poco de lado las consolas. También se veían juegos en tiempo real como el O-Game en  donde la mayoría tenía al menos una cuentita que controlaba a diario.
 
Llegaron la Play 2, la Play 3 con God of War y más Final Fantasy (zarpadas bandas sonoras), la X-Box con más Halo, Guitar Hero, Sillent Hill, FIFA, Fable y demás juegos muy pero muy buenos.  
 
Ahora muchos disfrutan de la Kinect de X-Box y la Wii que parecen traer la nueva onda para los juegos.
 
Igualmente las responsabilidades que tiene uno hoy en día no son como cuando uno era pibe y es más difícil poder dedicarle tiempo a este Hobby. Pero siempre uno se hace espacios para poder disfrutar de algún buen juego. Lo único malo (y bueno a la vez) es que al que le gustan mucho los videojuegos tiene mucho mercado y poco tiempo para probar al menos un poco de todo. 
 
Yo creo que un jugador de Magic no puede decir que no le gusta jugar Halo en un tele de 42 pulgadas con 4 amigos en pantalla partida. Y si nunca lo probó se lo aconsejo, es genial. O algún jugador de Magic que no haya hecho alguna vez una Lan entre amigos para jugar a lo que sea, Age of Empires, Populous, lo que sea... Digo jugadores de Magic porque generalmente los que les gusta jugar cartas tienen eso tipo de gustos y Hobbys en común. Como que pertenecemos a la misma cultura, Magic, Juegos de Mesa, Videojuegos... eso llevo a la idea de la columna en un principio.
 
Espero que les haya gustado y al menos se sientan un poquito identificados conmigo. Fueron épocas que nos marcaron yo diría a todos. Me voy porque tengo el FarCry 3 recién salido de horno y bueno hay que mínimo probarlo un par de horas... (siempre después del trabajo).
Dedicado a todos los que pasaron horas en el baño jugando a la viborita con el Nokia 1100 hasta el que se mató 100 horas jugando Zombies Vs Plantas en Flash en la Pc o el que rompió contra una pared un Joystick porque su hermano le ganó en el último minuto en el PES.
 
Saludos y nos veremos en el Open.

{fcomment}